Los efectos psicoactivos y psicotrópicos de los cannabinoides

Fuente:
Univision


En los últimos años, se ha producido un incremento en el interés por el cannabis medicinal, especialmente para entender su composición y los efectos que puede producir en nuestros cuerpos. Hasta la fecha, los cannabinoides más estudiados son el THC y el CBD, pero únicamente dos de los miles de compuestos encontrados en la planta. Hoy queremos reflexionar sobre los efectos psicoactivos y psicotrópicos de los cannabinoides. .

Desafortunadamente, no todo los cannabinoides se pueden usar de la misma forma debido a la capacidad de ciertos cannabinoides, especialmente del THC, de cambiar el estado de conciencia de los usuarios, lo que causa un estigma sobre el uso del cannabis medicinal. Por esta razón, las cepas de cannabis con un alto contenido de THC son los más comunes en usuarios de cannabis recreativo.

El objetivo principal de este artículo es conocer la diferencia entre los efectos psicoactivos y los efectos psicotrópicos de los cannabinoides. Conocer también cómo se producen nos permitirá evaluar la influencia que tienen los cannabinoides en el cerebro y si cambian la percepción de la realidad de una persona.

Los efectos psicoactivos y psicotrópicos de los cannabinoides

En la mayoría de artículos científicos que analizan los cannabinoides, los fitocannabinoides y los endocannabinoides, normalmente el THC se clasifica como el primer compuesto ‘psicoactivo’. Entre sus efectos se suele mencionar el humor, la sensibilidad y un cambio en la percepción de la realidad del usuario.

En el caso del CBD, este cannabinoide se ha clasificado como la sustancia ‘no psicoactiva’ más prominente. La mayoría de los científicos que investigan las ventajas medicinales de los cannabinoides usan el término ‘no psicoactivo’ para identificar los efectos ‘no estupefacientes’ del CBD. Sin embargo, es también es cierto que el CBD es psicoactivo, aunque no produce una intoxicación mental.

En Colectivo Green Cross queremos aclarar, desde el punto de vista de la investigación sobre el cannabis medicinal, la diferencia entre los términos ‘psicotrópico’ y ‘psicoactivo’ relacionada con los cannabinoides. Para evaluar una distinción clara de los efectos producidos en el cerebro tendremos en cuenta las siguientes definiciones:

Cannabinoide psicoactivo: Se refiere a cada cannabinoide que influye en el sistema nervioso central (SNC), que posee la habilidad de cambiar el humor, la ansiedad, el estrés, los procesos cognitivos y los procesos de señalización neurológica, sin afectar la percepción sensorial. Esta definición puede incluir todos los cannabinoides que, de algún modo, influyen en el SNC, sin producir el ‘colocón’ del cannabis recreativo.

Cannabinoide psicotrópico: Cada cannabinoide que influye en el SNC y sitios específicos del cerebro provocando ‘efectos estupefacientes’. Aparte de varios beneficios medicinales, la alteración de la percepción, la emoción y el comportamiento, en general, este tipo de cannabinoide puede cambiar la percepción sensorial y, a veces, puede provocar un ‘efecto psicotrópico’. Este sería el caso del delta-9-tetrahidrocannabinol (THC).

THC y CBD parecen muy similares ya que ambos actúan sobre el sistema nervioso central. Sin embargo, no todos los cannabinoides que actúan sobre el SNC producen alteraciones sensoriales, aunque actúen sobre el cerebro.

Los efectos de los cannabinoides en el Sistema Nervioso Central

Cuando el sistema endocannabinoide (SEC) fue descubierto, había una comprensión mínima sobre el tema. Además, había mucha controversia sobre el uso de cannabis médico y su capacidad de abuso y dependencia. Sin embargo, gracias a todas las investigaciones dirigidas en los últimos años, hoy podemos describir las sustancias claves en el cannabis, sus propiedades y mecanismos de acción por todo el sistema endocannabinoide. Una de estas habilidades conocidas es la capacidad de arbitrar la modulación de la función inmunitaria en el sistema nervioso.

Los receptores endocannabinoides

El sistema endocannabinoide (SEC) está compuesto por receptores endocannabinoides, cannabinoides endógenos (endocannabinoides) y enzimas que se sintetizan y degradan los endocannabinoides. Los dos receptores endocannabinoides mejor conocidos son CB1 y CB2, que se acoplan a proteínas G (RAPG). [2] Los RAPG arbitran la mayoría de las reacciones fisiológicas que se producen en las hormonas, los neurotransmisores y los estímulos ambientales, así que tienen un gran potencial como metas por un espectro amplio de las enfermedades.

Los cannabinoides endógenos

El descubrimiento de los receptores cannabinoides, que median las acciones de los fitocannabinoides, ha llevado a la investigación de los ligandos endógenos que se unen a estos receptores. Varias investigaciones han descubierto que la anandamida y 2-AG son los ligandos endógenos principales que se unen a CB1 y CB2. Una de estas investigaciones muestra que la anandamida (AEA) puede unirse a un receptor cannabinoide como un constituyente del cerebro, lo que provee más evidencia de que la anandamida es un ‘canabimimético endógeno’. Los efectos eufóricos producidos durante la investigación eran paralelos a los que eran causados por los cannabinoides psicotrópicos como el THC.

Conclusión sobre los efectos psicoactivos y psicotrópicos de los cannabinoides

En resumen, necesitamos entender que muchos de los cannabinoides son psicoactivos, pero que no todos producen efectos psicotrópicos. Por esta razón, el THC se diferencia del resto como un cannabinoide que produce efectos psicotrópicos ya que produce una la alteración de la percepción sensorial y las habilidades motores. También se sabe que los receptores de CB1 median estos efectos psicotrópicos, lo que lleva a investigar más sobre los papeles de otros receptores respecto a los efectos psicotrópicos, además de los cannabinoides y fitocannabinoides con la habilidad de inhibir estas reacciones adversas.